Las escuelas Vedruna ahorrarán hasta EUR 600,000 en los próximos 4 años gracias a la eliminación de los costos de mantenimiento y licencias

Antecedentes

Fundadas en la ciudad de Vic en 1826, las Escuelas Vedruna de Cataluña actualmente forman una red que tiene, en esta región autónoma, 36 centros concertados (privados sostenidos con fondos públicos) con 22,000 alumnos en sus listas: desde el nivel de educación infantil hasta el secundario y el bachillerato. Todos los centros están inspirados en la misma filosofía educativa presente vida y obra de Joaquina de Vedruna, que siguió un modelo cristiano como base de su método de enseñanza. Vedruna tiene un compromiso con el desarrollo profesional continuo de su personal docente y el uso de tecnología moderna al servicio de la educación.

Aunque en las escuelas Vedruna ya se había usado el entorno de Google Apps for Education, no contaban con el apoyo de las Chromebooks. En 2013, se inició una prueba piloto con Chromebooks en un esfuerzo decidido por avanzar un paso más en la educación digital de los alumnos. Los directivos descubrieron que el sistema ofrecía algunas ventajas reales en el entorno de aprendizaje con respecto al sistema anterior, que se basaba en un aula de informática sujeta a serias limitaciones de uso. Con el primer experimento con Chromebooks como punto de partida, se diseñó un plan piloto de tres meses con tres escuelas más y 100 dispositivos. Ese sería el comienzo de la introducción exitosa de Chromebooks en la rutina diaria de alumnos y profesores.

El desafío

Como aliada en la educación para una mejor preparación de los alumnos a través de nuevas metodologías, la tecnología siempre ha sido uno de los pilares de las Escuelas Vedruna. Con su visión vanguardista, en Vedruna siempre han sido muy conscientes de la necesidad de tener un componente tecnológico sólido que fomente el aprendizaje colaborativo y la generación de conocimiento en red.

Hace años, las escuelas Vedruna prepararon aulas con computadoras que tenían paquetes de software tradicionales de oficina para que los alumnos las usaran en determinadas materias. Sin embargo, había muchas limitaciones: dificultades para compartir documentos y datos entre aulas, problemas de mantenimiento, complejidad de uso y licencias de alto costo. Además, la creciente necesidad de adaptar el proceso educativo al entorno digital hizo que Vedruna se decidiera a ampliar los recursos para sus alumnos y Google fue la mejor solución.

Esta decisión no solo buscaba resolver los problemas de sus iniciativas tecnológicas anteriores, sino también ir un paso más allá, como explica Pere Viñas, profesor de primaria de la escuela Vedruna de Ripoll: "Con la introducción de las Chromebooks en las clases, buscábamos aumentar la motivación de nuestros alumnos y, al mismo tiempo, su capacidad de aprendizaje. Además, queríamos marcar el camino para que los profesores adoptaran una forma de enseñanza mucho más basada en las competencias. Esto ayudó a fomentar la interrelación entre alumnos y profesores, lo que facilitó el trabajo en grupo tanto en el aula como fuera de la clase.

"Me gusta usar Google Drive y G Suite tanto dentro como fuera del aula. Gracias a estas herramientas ahora tengo una relación mucho más cercana con mis profesores y siento que puedo contar con ellos en cualquier momento."

Ruth Rota, escuela Vedruna de Ripoll, alumna de 6.º grado

La solución

Ya había un precedente en varios centros que usaban el entorno de G Suite for Education, pero sin el apoyo de las Chromebooks. Fue en septiembre de 2013 cuando se llevó a cabo el primer experimento completo con Chromebooks en los cursos de educación secundaria obligatoria de la escuela secundaria de Vedruna del distrito de Gracia (Barcelona). En esa primera fase, los alumnos y el personal docente empezaron a usar 150 Chromebooks a fin de evaluar sus capacidades y características. Después de tres meses, se descubrió que el sistema ofrecía ventajas reales con respecto al anterior y el consejo administrativo de Vedruna decidió avanzar con la iniciativa.

El segundo proyecto piloto, que comenzó en enero de 2014 con Chromebooks en Vedruna Gracia (Barcelona), involucró a los centros de Ripoll, Tarragona y Vic. En este caso, se llevaron a cabo pruebas exhaustivas a través de las cuales los directores de los centros que participaban en el programa piloto evaluaron las posibilidades de enseñanza y aprendizaje que proporcionaba el sistema tanto a alumnos como a profesores. Para eso, se tuvo en cuenta el cambio metodológico que puede llevar a las aulas el uso de los dispositivos de Google y sus características. "Me ayudó mucho a comunicarme con mis alumnos, sobre todo usar grupos de Google y poder enviar un solo correo electrónico a toda la clase", cuenta Susana Adell, profesora de nivel secundario de la escuela Vedruna Immaculada de Barcelona.

Luego de ver los beneficios para los alumnos que ofreció el uso de Chromebooks y G Suite for Education, en abril de 2014 comenzó la capacitación técnica de los 36 centros Vedruna de Cataluña, que comenzarán a usar este sistema innovador capaz de satisfacer las necesidades educativas de nuestro tiempo y del futuro. Vedruna tiene la firme convicción de que incorporar Chromebooks a sus aulas constituye una gran ayuda para el desarrollo de todo el potencial de aprendizaje de sus alumnos, puesto que estos contarán con las competencias digitales que necesitan para el trabajo en grupo y para llevar adelante proyectos basados en la Web.

No solo los profesores están más que satisfechos con el uso de las Chromebooks y sus aplicaciones y funcionalidades, sino que los alumnos también valoran enormemente cómo cambió su forma de aprender y relacionarse entre sí en el sistema educativo gracias al nuevo sistema digital. Una alumna de 6.º grado del nivel primario de la escuela Vedruna de Ripoll, Ruth Rota, nos dio su evaluación: "Me gusta usar Google Drive y G Suite tanto dentro como fuera del aula. Gracias a estas herramientas ahora tengo una relación mucho más cercana con mis profesores y siento que puedo contar con ellos en cualquier momento".

En septiembre de 2014, con el inicio del nuevo semestre, comenzó la implementación de Chromebooks en las escuelas Vedruna de Cataluña. Se incorporaron 2,000 dispositivos nuevos y 3,000 usuarios que podían seguir las clases mediante los materiales digitales específicos de distintas asignaturas con base en G Suite y mediante el uso de Google Drive.

En algunos centros Vedruna, las Chromebooks pertenecen a los alumnos (que pueden llevárselas a casa), mientras que en otros hay dispositivos que solo pueden usarse en las aulas. Sin embargo, esto no es una desventaja para los alumnos, ya que pueden acceder al entorno de trabajo desde cualquier lugar mediante Google Drive. Los alumnos de nivel primario (de 2.º a 6.º año) usan Chromebooks, así como los alumnos de la educación secundaria obligatoria, los profesores de Educación y Tecnología (TIC) y el personal administrativo de Vedruna Cataluña. Con respecto a la disponibilidad de dispositivos, hay una Chromebook por alumno de primer año del nivel secundario y dispositivos compartidos para el resto de los cursos. Los integrantes del personal tienen una Chromebook cada uno.

"Aumentó la capacidad de aprendizaje porque la motivación es mayor. También mejoró la interrelación porque los alumnos se ayudan mutuamente y comparten documentos en Drive."

Pere Viñas, escuela Vedruna de Ripoll, profesor de nivel primario

La dinámica educativa con Chromebooks varía según la escuela. Mientras algunos centros Vedruna de Cataluña usan dispositivos de Google para determinadas materias, otros optaron por digitalizar por completo todas las materias. En todo caso, los elementos indispensables que se usan en todas las escuelas Vedruna de Cataluña a través de las Chromebooks son Google Drive y G Suite for Education. Cristina Campos, profesora de nivel primario de la escuela Vedruna de Espluga de Francolí, enfatiza que "el hecho de que uno pueda trabajar desde casa con el mismo sistema y entorno que en la escuela facilita mucho la comunicación con los alumnos fuera de clase".

Como las herramientas que Google pone a disposición de las escuelas evolucionan a diario, los centros Vedruna de Cataluña tienen un administrador cuya misión es mantener el sistema actualizado. Para eso, esta persona selecciona periódicamente apps que luego se incorporan como funciones nuevas en la página principal de los alumnos y los profesores. Gmail, Google Drive y Google Classroom son algunas de las herramientas de G Suite for Education que más se usan en los centros Vedruna, como parte de las soluciones de comunicación y colaboración que ofrece Google para usar en el aula.

Como Google y su plataforma de correo electrónico Gmail constituyen un entorno conocido tanto por los alumnos como por los profesores, no resultó nada complicado implementar el uso de Chromebooks entre los distintos interesados del sistema educativo. No obstante, Vedruna Cataluña tiene un sistema interno de consultoría y asesoramiento ofrecido por expertos que, a su vez, pueden contar con la asistencia externa de los profesionales de Google.

Los beneficios

Las Chromebooks, junto con G Suite, Google Drive y otras herramientas que apuntan a crear un proceso educativo basado en metodologías interactivas, lograron aumentar tanto la motivación de los alumnos como el entusiasmo de los profesores, en gran medida gracias a este nuevo entorno más colaborativo y unido.

La facilidad de uso de las Chromebooks y G Suite permite que los alumnos se sumerjan en la nueva modalidad casi sin darse cuenta. Las tareas se han vuelto mucho más fáciles y eso anima a los maestros a continuar trabajando en el nuevo entorno metodológico. Los alumnos están contentos, ya que pueden tener su propia cuenta a través de la cual pueden almacenar todos sus archivos en la nube y acceder a ellos desde cualquier dispositivo.

La mejora de la competencia digital en las escuelas Vedruna de Cataluña ya es cuantificable. Desde tercer año del nivel primario, el 80% de los alumnos ya alcanzaron el dominio digital. Antes de que se introdujeran las Chromebooks, solo el 30% de los alumnos podían considerarse tecnológicamente competentes.

La velocidad de implementación del sistema, el hecho de que se haya llevado a cabo sin incidentes y que los alumnos no tengan que ir a un aula específica para usar una computadora, son todos factores que suman en términos de facilidad de uso. A eso hay que agregarle la gran ventaja de poder acceder a los materiales de clase desde cualquier lugar, sin tener que depender de un disco compartido en la red interna de la escuela, y el beneficio de continuar trabajando desde casa sin tener que transportar los materiales en unidades de memoria USB, con lo que se elimina el riesgo de pérdida o error.

Todos los profesores están de acuerdo en que poder compartir carpetas y documentos facilita el trabajo en grupo. Además, en Vedruna Cataluña notamos que el uso de Chromebooks contribuye a estrechar la relación entre alumnos y profesores.

Un comentario que se hizo desde uno de los centros fue que "Gracias a Gmail, aumentó la comunicación con alumnos que, en general, pasan desapercibidos en clase". Además, con el uso de herramientas como el "chat", los alumnos más tímidos ven la oportunidad de expresarse sin sentirse presionados, según la escuela Vedruna de Ripoll.

Otro de los principales beneficios del uso de Chromebooks en las escuelas Vedruna de Cataluña es la mayor responsabilidad y autonomía que tienen ahora los alumnos. Son ellos quienes administran su acceso al aprendizaje y trabajan a su propio ritmo y según sus necesidades individuales. De este modo, se promueve la diversidad en el estilo de aprendizaje de cada alumno y, a su vez, se aumenta el grado de responsabilidad que asume cada uno. Además del impacto directo sobre el rendimiento y la motivación de los alumnos, las Chromebooks les sirvieron tanto para mejorar la comprensión lectora y las facultades críticas como para adquirir una amplia capacidad de informarse y un excelente nivel de competencia digital de gran valor ahora y en el futuro.

Perfil de la organización

Fundadas en la ciudad de Vic en 1826, las Escuelas Vedruna de Cataluña actualmente forman una red que tiene, en esta región autónoma, 36 centros concertados (privados sostenidos con fondos públicos) con 22,000 alumnos en sus listas: desde el nivel de educación infantil hasta el secundario y el bachillerato.

Descargar

Gracias por registrarte

Cuéntanos cuáles son tus intereses.